Nuestros sensores de humedad se adaptan a todo tipo de instalaciones. Así lo comprueba el jardín botánico de Barcelona que usa nuestra tecnología para diversos tipos de plantas.
El Ayuntamiento de Barcelona nos trasladó este verano sus problemas en los árboles más jóvenes plantados a lo largo de la ciudad. Gracias a nuestros sensores podrán monitorizar en tiempo real la humedad del terreno y valorar si el riego es el adecuado para cada tipo de árbol.