El 32% de la superficie regada en España corresponde al cereal, y no podíamos tardar mucho en implantar nuestra tecnología para buscar optimizar el riego y la gran cantidad de agua que algunos de estos cultivos demandan.

Esta primera vez ha sido en Barbastro, Huesca, donde hemos instalado varios sensores en un campo de maíz y campo de alfalfa.

Ambas fincas son regadas por aspersión, pero dadas las pruebas exitosas que ya realizamos durante la primavera de 2017 en campos de patatas de Horcajo de las Torres (Ávila) regados por pivot, muy pronto continuaremos la expansión en cereal por Castilla y León y Castilla La Mancha.

 

Campo y cereal
Riego de cereal