La temperatura del suelo y su influencia en los cultivos

La temperatura del suelo influye en muchos procesos físicos, biológicos y químicos, por tanto su medición con sensores hace que el desarrollo de la planta sea de precisión.

Sensor de temperatura

Mide en tiempo real la temperatura de suelo, hasta 60cm de profundidad y refleja el estado de la actividad radicular del cultivo. También mejora la aplicación de abonos y tratamientos.

Es inalámbrico y permite una frecuencia de lectura de dos minutos hasta una hora por lectura.

Factores en los que influye la temperatura del suelo

Tenemos que distinguir la influencia en la planta y en los microorganismos del subsuelo

Influencia en la planta:

  • La germinación de la semilla, de gran importancia tanto para sembrados directos como para semilleros.
  • El desarrollo fenológico de la planta, brotes, floración y fructificación.
  • La absorción del agua por el sistema radicular depende parcialmente de la temperatura del suelo que fomenta la actividad metabólica.
  • La toma de nutrientes.
  • También influye en la transpiración.

Influencia en el subsuelo:

  • Las bajas temperaturas influyen en la nitrificación, favoreciendo la oxidación del amoníaco hasta convertirlo en nitratos y nitritos con ayuda de las bacterias del suelo.
  • La descomposición de la materia orgánica.
  • La intensidad del efecto de los pesticidas.

Propagación del calor en el suelo

La temperatura del suelo varía fundamentalmente con la temperatura ambiente. La propagación depende de la composición y del agua que contiene y también es importante medir el grado de humedad con sensores, para mantener un nivel constante.

La temperatura del agua de riego también puede modificar la del suelo y alterar el crecimiento de la planta.

Las propiedades térmicas dependen de dos parámetros: la capacidad del suelo para almacenar calor y la cantidad de calor transferida por unidad de tiempo.

Factores internos y externos que la modifican.

Los internos son:

  • La textura. Los arenosos se calientan más debido a la cantidad de aire que circula. Los que menos los arcillosos y limosos.
  • La estructura del terreno que varía desde arenoso a limoso o arcilloso. Los ideales los francos.
  • El color como los limosos que se calientan menos.
  • Contenido de agua que desplaza el calor desde la superficie a zonas más profundas.
  • La cantidad de materia orgánica.

Los externos:

  • La temperatura ambiente que proporciona la radiación solar. Durante el día se calienta y el calor se mueve hacia abajo. Por la noche disminuye. Los cambios tienen efectos sobre el sistema radicular según Fischer.
  • La latitud del terreno. La orientación hacia el sol y la perpendicularidad de los rayos influye en el calentamiento.
  • La altitud. Los rayos ultravioletas son más fuertes en zonas altas que en los valles.
  • La existencia de cobertura vegetal. Si el calor es muy intenso o al contrario muy frío, las coberturas protegen el suelo de la entrada y salida de radiación. La fluctuación de la temperatura es menor en suelos con cobertura.
  • El laboreo del suelo. El suelo compacto no permite circular el aire y tampoco el calor. Por esta razón en épocas de heladas no se recomienda el laboreo. En época de siembra en muchos cultivos se forma surcos en el terreno para favorecer el aumento de la temperatura a la hora de germinar la planta. Además en época de lluvia primaveral protegen a la planta de encharcamientos.

Efecto de la temperatura del suelo en las plantas

Todo control de la temperatura del subsuelo es favorable a la planta y al rendimiento del cultivo.

El estado fenológico de la planta depende de muchos factores y uno muy importante es la temperatura entorno al sistema radicular, influyendo en la germinación, en la aparición de los brotes y en la caída de la hoja por la influencia de la temperatura en las reacciones químicas.

A temperaturas muy bajas hay menos descomposición de materia orgánica. La absorción de las raíces también disminuye por enfriamiento y aumenta la resistencia al movimiento del agua a través del simplasto o entramado intracelular de la planta que permite el flujo del agua.

Las variaciones de la temperatura dependen de la temperatura de la atmosfera, por tanto varía entre el día y la noche. A mayor temperatura mayor es la evaporación y la necesidad de riego aumenta.

El sensor de temperatura nos ayuda a predecir los períodos de crecimientos de las plantas y la cantidad de evaporación que se produce.

La información ayuda en la toma de decisiones para favorecer todo el proceso de desarrollo y fructificación de la planta.

Formas de proteger el suelo

La mejor manera de proteger el suelo es con las coberturas. Pueden ser de materia orgánica como paja o restos de poda triturada. También pueden ser coberturas plastificadas de menor o mayor densidad, según los climas y cultivos. Lo más habitual es polietileno.

Las coberturas también evitan la evaporación y el suelo mantiene mejor la humedad.

Fuentes

Plantae

El suelo

¿Buscas Información especializada?

Contacta ahora gratis y sin compromiso con nuestro equipo de Ingeniería Agrónoma 

es_ESSpanish