Hace meses os anunciamos que instalaríamos 11 sensores en un terreno experimental con tomate rosa en la región de Barbastro (Huesca).

Meses después las pruebas han finalizado con excelentes resultados, pues se ha conseguido confirmar en función de la cosecha obtenida qué tipología de tomate era el más idóneo además del riego a aplicar.

Gracias a los sensores Plantae se ha monitorizado:

  • La humedad en tiempo real.
  • Optimizado la cantidad de agua depositada para encontrar la relación más óptima entre producto final y consumo de agua.

El tomate rosa necesita:

  • Un riego diario.
  • La tierra húmeda pero no encharcada.
  • Una humedad constante.
  • Es fundamental su control de riego.
  • Necesita mucho más cuidado que otras variedades.

 

Sensores plantae en tomate rosa
Sensores plantae en tomate rosa